Portal de Noticias Venezolano

Lun 20 Nov 2017, San Cristóbal/Táchira/Venezuela
 
ÍndiceNoticiasCalendarioPublicacionesFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Murió la guardiana del Divino Niño Jesús de Llanitos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
NoticiasTachira
*ADMINISTRADOR*
*ADMINISTRADOR*
avatar

Mensajes : 852
puntos activio : 10547
Reputación : 2141
Fecha de inscripción : 20/09/2010
Edad : 30

MensajeTema: Murió la guardiana del Divino Niño Jesús de Llanitos   Mar 04 Ago 2015, 4:25 pm

CORDERO ESTADO TACHIRA VENEZUELA
REGIONAL: INFO GENERAL
04.08.2015 16:21:50


La capilla está repleta de testimonios y milagros en agradecimiento por los favores recibidos. (Foto: Archivo)

A sus casi 95 años de edad la abuela Edita Sánchez, guardiana de la imagen del Divino Niño Jesús que se venera en una sencilla capilla repleta de testimonios y milagros, en Llanitos yendo hacia Cordero, en el municipio Cárdenas, cerró sus ojos al mundo  para abrirlos, según la fe cristiana, a la eternidad.

El pasado domingo 26 de julio de este año, a las 10:30 de la mañana, luego de 17 días recluida en el Hospital Central de San Cristóbal presentando una fuerte infección pulmonar que se complicó con las vías respiratorias obstruidas,  “La abuelita” –de la capilla- como muchos conocían a Edita, expiró. Estaba acompañada de una de sus hijas.

Las sorpresas de Dios


Este es la pequeña imagen que se venera en este santuario de oración. (Foto: MS)


La capilla está repleta de testimonios y milagros en agradecimiento por los favores recibidos. (Foto: Archivo)

A sus casi 95 años de edad la abuela Edita Sánchez, guardiana de la imagen del Divino Niño Jesús que se venera en una sencilla capilla repleta de testimonios y milagros, en Llanitos yendo hacia Cordero, en el municipio Cárdenas, cerró sus ojos al mundo  para abrirlos, según la fe cristiana, a la eternidad.

El pasado domingo 26 de julio de este año, a las 10:30 de la mañana, luego de 17 días recluida en el Hospital Central de San Cristóbal presentando una fuerte infección pulmonar que se complicó con las vías respiratorias obstruidas,  “La abuelita” –de la capilla- como muchos conocían a Edita, expiró. Estaba acompañada de una de sus hijas.

Las sorpresas de Dio


Por allá a finales de  1968-1969, la salud de Edita se había resquebrajado. En 1970 fue llevada por una hija, llamada Marina, a Valencia, ciudad capital del estado Carabobo en Venezuela, donde había médicos que podrían tratarla para que su salud mejorara sustancialmente.

En esa ciudad,  cerca del colegio María Auxiliadora, en un pequeño parque, Edita se quedó a contemplar lo que ella llamó  “las maravillas de Dios” y allí encontró, en un pequeño cajón de madera, la figura de un muñequito “mochito, sin el pie y la mano izquierda”.

Según el testimonio que recogen entrevistas realizadas en otrora, ella decidió no desprenderse de su “muñequito” y lo guardó en una cajita de fósforos. Cuando decidió regresar para “morir en su tierra”, trajo consigo la pequeña imagen con la que jugaba. Uno de sus nietos reseña que la abuela contaba que se metía el muñequito a la boca y lo escupía y jugaba con él sin imaginarse lo que ocurriría tiempo después.

En 1971 Edita se enfermó gravemente. Pesaba “cinco kilos en huesos y la sangre a cero”, según su testimonio. Guardó su muñequito en una mesita de noche y el 11 de junio de ese año se durmió. Despertó tres meses después, el 16 de septiembre en el Hospital Central, ese día quedaría grabado en su memoria para siempre. Ella en su estado cadavérico tuvo la fuerza para levantarse por sí misma y bañarse, “nadie podía creer que alguien en mi estado pudiera hacer lo que hice”, contó mientras vivía.

El diario La Nación reseñó años más tarde que —Esa mañana del 16 de septiembre, me bañé y desayuné, aunque casi no podía comer, sin embargo, pasé algo y luego me recosté en la cama. A eso de las diez de la mañana entró un señor muy joven y buen mozo vestido de azul, y me preguntó: -¿Edita estás mejor?, yo le contesté: -Sí señor doctor. Él me dijo: -Dile a tus hijos que el lunes a las diez de la mañana te vengan a buscar, estás dada de alta. El Niño Jesús ha aparecido en tus manos-, Yo respondí señalando con mi dedo: -ese es mi muñeco querido-, y él dijo: -en tus manos haré milagros”.

En ese momento ocurrió la revelación del Señor. Dios sorprendió a esta humilde y pobre mujer revelándole un misterio que a lo mejor no comprendió en ese momento. Con el tiempo ella entendió que ese doctor misterioso era el mismo “señor Jesús en cuerpo y alma” quien le habló, contó.

Tal cual le anunció aquel supuesto doctor, Edita fue dada de alta el lunes 20 de septiembre de 1971, al llegar a su casa no encontró su muñequito. Este volvió a aparecer tres días después.

¿Quién era Edita Sánchez y por qué Dios se fijaría en ella? Edita nació en 1920 en una aldea de la zona norte del estado: El Monsal.  Era una pequeña muy inteligente, sin embargo, por la pobreza de su tiempo no pudo continuar estudiando. Su padre, el señor Juan León Sánchez le enseñó el don de la fe, su madre, la señora Rosa Ramírez a trabajar y servir de auxilio en el hogar. Fue bautizada y confirmada en la fe de la Iglesia Católica cuya doctrina amó y practicó a lo largo de su vida.

En 1930, a sus 10 años ya era catequista, enseñaba y transmitía la fe a niños como ella e incluso a adultos. También rezaba por los difuntos. Era consecuente con sus creencias.

A los 20 años decidió casarse y formar una familia con el señor Marcos Evangelista Colmenares, con quien tuvo 12 hijos fruto del amor y la entrega generosa. Edita vio morir a seis de ellos. Su segunda hija murió ante sus ojos cuando un vehículo conducido por un hombre en estado de ebriedad, en febrero de 2014, la mató frente a su casa. La abuela solo dijo “vi nacer a mi hija y la vi morir”. No lloró, no se inmutó, pues ella, como todo cristiano que conoce al Señor, entendía la realidad de la muerte.

Sus años de matrimonio no resultaron fáciles, su esposo empezó a beber de más, la situación se tornó violenta y Edita debía trabajar para mantener a sus muchachos.

Sánchez hacía bloques de adobe y los vendía. Tenía una adobería justo en el lugar donde hoy está la capilla. También cosía vestidos, hasta tres diarios, para poder alimentar a sus hijos.

A pesar de las duras pruebas y el áspero camino que tuvo que recorrer jamás renegó de la Providencia, creyó firmemente en la misericordia de Dios y como buena cristiana aceptó las pruebas sin saber que por su fidelidad le esperaba algo tan grande que aún antes de su muerte no terminaba de creer.

Edita, al dar testimonio con su vida de que Dios obraba grandemente fue elegida, entonces, para acrecentar la fe del pueblo cristiano católico que cree y confiesa la fe en Jesucristo, por los méritos de su infancia.

Ha sido tal el testimonio y los milagros del Niño Jesús que desde hace unos años un grupo  de devotos emprenden una caminata, el día 31 de diciembre, desde San Cristóbal hasta la capilla en Llanitos para agradecer a Dios por los beneficios otorgados a lo largo de todo el año y para iniciar el nuevo con la bendición de Dios, por los méritos de su infancia.


Edita Sánchez, guardiana del Divino Niño Jesús de Llanitos, murió el pasado domingo 26 de julio en el Hospital Central. (Foto: MS)

La capilla


La capilla del Divino Niño Jesús de Llanitos está ubicada a un costado de la carretera Trasandina en la vía hacia Cordero. (Foto: MS)

La construcción de la capilla, se realizó en 1977. Edita se puso en marcha, y acomodó el lugar, fue con su sudor y esfuerzo aplaneando la tierra, mientras tanto, su humilde casa era el santuario del Niño aparecido, quien milagrosamente iba tomando forma, sus manos y pie izquierdo fueron creciendo tal y como se ve en la actualidad, según el testimonio de varios peregrinos. Con los presentes de oro y plata que traían en acción de gracias por algún favor recibido, más la colaboración en dinero ella fue comprando los materiales y construyó la capilla que hoy se levanta a orillas de la carretera que lleva a Cordero municipio Andrés Bello.

Al culminar la construcción, en 1977, Edita se muda a la parte posterior de la capilla donde construyó su nueva casita. Las medidas de la capilla son 10 metros de largo por 6 de ancho.

A lo largo del tiempo, la capilla se ha ido reformando, mantiene las mismas medidas pero, gracias a favores y promesas, el techo dejó de ser de acerolit y se instaló machimbre, la fachada de una simple pared blanca pasó a ser cubierta con terracota, al piso lo cubrieron de caico y la parte correspondiente al altar recientemente en porcelanato.

La capilla es obra de los fieles del Niño Jesús, todo fue construido con los aportes que estos daban a la abuela en acción de gracias por los favores recibidos. Ella supo administrar ese dinero y hacer los arreglos correspondientes que a lo largo de los años el humilde santuario iba necesitando.

Obras son amores

La vida le dio un giro inesperado. De pobre y humilde pasó a ser referencia en el estado por esa pequeñita capilla. Nunca imaginó los alcances de su devoción. Edita celebraba cada tercer sábado de enero la fiesta en honor al divino Niño Jesús, hacía seis potes de tizana, le compraba regalos y caramelos a los niños para compartir con ellos las bendiciones que Dios a lo largo de un año iba regalándole. Allí gastaba la mayor parte del dinero que los fieles traen a este santuario.

—Nunca se le vio con vestidos nuevos, siempre con la misma ropa, siempre sentada allí en su sillita rezando y pidiendo a Dios por todos los que llegábamos a decirle que orara por nosotros—, contó una devota que al entrar a la capilla vio la foto de la abuela en un altar que indica que se están haciendo los rezos por su eterno descanso.

—¡No lo puedo creer si hace un mes vine y estaba allí sentada, estaba bien!—, dijo otro feligrés que en su visita a la capilla se encontró con la triste noticia del fallecimiento de tan abnegada mujer.

Muchos recuerdan con cariño a esta noble sierva que entregó su vida a proclamar desde ese santuario de oración la fe en la infancia divina de Jesús.

Un decreto emanado por el obispo de La Iglesia del Táchira, monseñor Moronta en 2013 designó a la comunidad de Llanitos como una de las aldeas que forman parte de la recientemente nombrada Rectoría de San Rafael y encargó al presbítero Leónidas Camargo que todos los domingos celebrarán la santa misa en la capilla para educar a los fieles y que no se quedaran únicamente con el milagro sino que continuaran la vida cristiana.

Así se cumplió el deseo de la abuela que en la capilla se celebrara la misa dominical y el Señor Jesús, su “muñequito querido”, obró ese nuevo milagro. Todos los domingos a las 7:30am se celebra la santa misa, ella participaba con fe y devoción de la Eucaristía y agradeció hasta el último momento que monseñor Mario Moronta se haya fijado, como Cristo, en su sierva y haya permitido que se celebre la santa misa en este lugar de fe.

Edita Sánchez, la guardiana de la imagen del Niño Jesús murió dando “gracias a Dios por todo y por todos”, como siempre decía mientras vivió.  Durante sus últimos días, en que estuvo conectada a una bombona de oxigeno permaneció consciente, contestando con un hilo de voz la bendición a sus hijos y familiares que la visitaban en el hospital, ya con tiempo había preparado sus maletas para el encuentro con su “amado Jesús”, a quien le sirvió desde pequeña.

Los rezos y misas por su eterno descanso se están realizando en la capilla del Divino Niño Jesús de Llanitos a las 7:00pm, finalizarán este próximo jueves 6 de agosto.

(Moisés Sánchez-Redacción Web)
DIARIO LA NACION/WEB)

_________________________________________________________________________

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://noticiastachira.activo.mx
 

Murió la guardiana del Divino Niño Jesús de Llanitos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» Murió por no poder pagar al dentista
» ¿HAY UN MENSAJE EN LA CATEDRAL DE SAN JUAN EL DIVINO?
» Cuba dice empresario chileno murió por paro respiratorio, fármacos y alcohol ....NO DECIAN QUE ERA DEL CORAZON?
» Malvinas Argentinas: Alicia Kirchner y Jesús Cariglino, en el nuevo Palacio Municipal de Malvinas Argentinas. Por Carlos Pogonza.
» Se murió Ballesteros.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Portal de Noticias Venezolano :: NOTICIAS (REGIONALES)-